fbpx

Estudiantes de la UCB Tarija fabrican bioetanol y realizan donación al asilo de ancianos como desinfectante

Bajo las cátedras Procesos Unitario II y Laboratorio, los estudiantes de sexto de semestre de la carrera de Ingeniería Industrial de la Universidad Católica Boliviana (UCB) regional Tarija, fabricaron bioetanol mediante el proceso de fermentación industrial que transforma el azúcar o el almidón de los vegetales en alcohol.

Con la firme idea de encaminar una cultura ecológica en Tarija, el docente de la cátedra, el ingeniero Luis Uño, destaca que el proceso para la obtención del etanol es amigable con el medio ambiente, puesto que se produce a partir de desechos orgánicos.

Explicó que para este proceso los estudiantes iniciaron con la recolección de la materia prima, buscaron alimentos en descomposición como ser cáscaras de plátanos, naranjas, maíz, soya y otros. “Para el proceso de recolectado los estudiantes han ido a los mercaditos, a las tiendas, la idea era recolectar la mayor cantidad de elementos orgánicos, que estuvieran a punto de echarse a perder, pero que nos sirven como materia prima”, indicó.

El proceso

Por las condiciones de la pandemia, los estudiantes fabricaron en sus casas sus propios tanques reactores para iniciar con el proceso de fermentación que transforma el azúcar o el almidón de los vegetales en alcohol.

Una vez recolectado los residuos orgánicos, los estudiantes lavaron, cortaron y trituraron los alimentos, para luego iniciar con el proceso de la fermentación que duró más de dos semanas. Posteriormente, los tanques de fermentación fueron depositados en los laboratorios de la universidad, para iniciar con el proceso de destilación. A partir de la destilación, se obtuvo un 50% de alcohol, por ello que se volvió a repetir el proceso de destilación para obtener un grado mayor de alcohol. Finalmente, de los 60 litros de fermentación se obtuvo 5 litros de etanol con un grado de alcohol de un 70%.

Donación

Una vez obtenido el etanol, y en un acto de solidaridad, los estudiantes tomaron la decisión de donarlo como desinfectante para el hogar de ancianos “Santa Teresa de Jornet” de Tarija.

Asimismo, el ingeniero Uño, destacó, que se tiene previsto que la actividad sea constante en la Universidad.